Matías Díaz: “El rigor que me entregó la USM fue algo que cultivé y actualmente lo aplico en la empresa donde me desempeño”

El Ingeniero de Ejecución en Mecánica de Procesos y Mantenimiento Industrial de nuestra casa de estudios, se desempeña hace dos años como Ing. en Extensión de Vida en la empresa Nabla Wind HUB, España. 

Matias Diaz (web) (1)Matías Díaz, titulado el 2020 de Ingeniería Mecánica, decidió comenzar su carrera profesional fuera de Chile. A sus cortos 25 años se fue rumbo a España para llevar a cabo una doble titulación de la USM con la UPV/EHU (Universidad del País Vasco). Posteriormente, realizó su práctica profesional en la empresa Nabla Wind HUB ubicada en la ciudad Vitoria-Gasteiz en el País Vasco (España), y donde hoy se desempeña como Ingeniero en Extensión de Vida. 

En la entrevista comenta sus funciones en la empresa dedicada a la extensión de vida de aerogeneradores, los proyectos de la compañía y cómo han enfrentado la pandemia. 

 ¿Qué servicios brinda la empresa Nabla Wind HUB y qué funciones cumples dentro de ella? 

“La empresa es una de las pioneras a nivel mundial en extensión de vida en aerogeneradores, es decir, cuando una empresa diseña una máquina la tiene que certificar, por 20 años en condiciones estándar, de acuerdo con sus características. Por lo tanto, cuando un cliente quiere operar un parque por más de ese periodo, nosotros creamos un modelo virtual de la máquina y la sometemos digitalmente a las condiciones que en realidad está expuesta. Luego, contrastamos el desgaste al compararla con las condiciones de diseño y con ello podemos determinar cuánto de su “vida” ha consumido, con eso podemos asegurar su operación por más años que lo que indica el fabricante.  Ya se han podido certificar parques por 40 años”. 

 Luego de la crisis sanitaria que nos golpea duramente a nivel mundial, ¿cómo ves el futuro de Nabla Wind HUB y qué acciones ha tenido que tomar en la pandemia? 

“La empresa creció bastante durante este año. Desde que ingresé a trabajar en la empresa me desempeñé en ella con un modelo mixto propiciando el working home. Por lo tanto, no hubo mayores inconvenientes de trabajar vía teletrabajo en tiempos de cuarentena. Lo más complicado fue trabajar desde la casa  de forma permanente en un espacio no tan preparado para ello, sin pantallas adicionales o una buena silla, pero dentro de todo salió muy bien.  

Por otro lado, la entidad creció exponencialmente, ya que hubo un cambio en el mercado, de pasar a construir parques nuevos a intentar extender la vida de los ya existentes debido a la incertidumbre por la pandemia”. 

 ¿Cuál ha sido tu mayor desafío y logro profesional en la empresa Nabla Wind HUB y por qué? 

“La dinámica cambia respecto a lo vivido en Chile, ya que el mundo de la eólica y del diseño en eólica es desconocido en nuestro país. Sin embargo, su abanico es mayor a nivel mundial y España es uno de los líderes. Por lo tanto, el mayor desafío fue trabajar en un ámbito desconocido”. 

En tu área de desempeño, ¿qué proyecto o actividad se encuentran ejecutando en este momento y crees que puede tener algún tipo de repercusión en el futuro en cuanto a avances tecnológicos? 

“El principal negocio de mi empresa es la extensión de vida. Estudiamos detalladamente el funcionamiento de un parque dependiendo de lo que el cliente requiera. Hace poco se lanzó un nuevo tipo de estudio relacionado con la fiabilidad en la operación es decir cuánto dinero debes gastar con el paso de los años ayudándote a analizar a rentabilidad de las tecnologías.  

Por otro lado, la empresa se unió con dos empresas más: Italia y Alemania/Dinamarca. Por lo tanto, se está diversificando el área de negocio. Por un lado, en Italia se dedican a la fabricación de palas y en Alemania/Dinamarca se encargan de la sensórica avanzada para aerogeneradores”.  

 En cuanto a la formación obtenida en la USM, ¿qué consideras que fue clave en tu proceso y que ahora te permite desempeñarte en una empresa de éstas características? 

“Si bien no se ve mucho lo de aerogeneradores en la USM por que en general es desconocido en Chile, lo que me entregó fue el rigor al enfrentarse a los desafíos. Por lo tanto, las herramientas que me entregó la USM fue algo que cultivé en ella y ahora lo aplico en mi actual cargo. 

Sin embargo, las materias bases como resistencia en materiales, mecánica de fluidos diseños y evaluación de proyectos fueron herramientas fundamentales”.