Francisco Frez: “La USM es reconocida por su formación altamente técnica y la carrera de Ingeniería Civil Electrónica hace honor a ello”

El recientemente titulado de la carrera Ingeniería Civil Electrónica se desempeña como Co-Founder & CEO en Electroveja Labs, spin-off del Centro AC3E de la casa de estudios. 

Frez (web)Francisco Frez -Ingeniero Civil Electrónico de la Universidad Técnica Federico Santa María- en conjunto con los exalumnos Nicolás Frois, Fabián Rubilar y Marcelo Pérez, crearon la empresa Electroveja Labs, quienes actualmente, desarrollan sus labores junto a Osvaldo Campos, exalumno de la USM y Juan Manuel Meriño, egresado de la UV. 

Dicho emprendimiento consiste en un Spin-Off del Centro AC3E de la Universidad, que tiene como objetivo generar inspiración y ensoñación en la sociedad. Su misión se basa en llegar a ser una empresa reconocida a nivel mundial por incentivar e impulsar el interés por la creatividad y el conocimiento mediante vivencias sensoriales, donde la tecnología y el arte estén unificados, y al servicio de la sociedad. 

 ¿Cuál es el gran valor diferenciador de Electroveja a diferencia de otras empresas de la misma índole y qué servicios ofrece a sus clientes? 

“Actualmente, en Electroveja Labs nos estamos enfocando en innovar tecnológicamente en el sector de la educación Edtech. Ofrecemos principalmente dos servicios a nuestros clientes. El primero relacionado al desarrollo de software interactivo, donde combinamos la gamificación con tecnologías como machine learning y realidad aumentada, y por otro lado, instalaciones digitales interactivas, que consisten en montajes audiovisuales que integran todo tipo de tecnologías, donde el usuario puede relacionarse con la exposición mediante gestos e interacciones que le permiten vivir una nueva experiencia multisensorial. Además, nos encontramos constantemente innovando en el desarrollo de nuevos productos o servicios para ofrecer a colegios y universidades. De hecho, estamos trabajando con la USM para desarrollar nuevas formas de evaluar las capacidades de presentación de los estudiantes basadas en inteligencia artificial. 

Respecto del valor diferenciador de Electroveja, es complicado generalizar para todos nuestros productos y servicios, ya que cada uno de ellos presenta una propuesta de valor específica para su segmento de clientes que lo diferencia respecto de su competencia. Sin embargo, puedo decir, de forma bien general y personal, que nuestra estrategia de diferenciación radica principalmente en dos aspectos: el desarrollo de la tecnología y el acompañamiento dado al cliente luego de la venta.  

El contexto de pandemia ha llevado a que la tecnología se vuelva un pilar fundamental en la educación de todo el mundo. Por esta razón, buscamos desarrollar productos tecnológicos que se adapten a las necesidades de los profesores, y no que el profesor deba adecuar su metodología a lo que el software le permita enseñar, como ocurre con la mayoría de los softwares ofrecidos en el mercado. Esto provoca que nuestros desarrollos sean un completo desafío, porque tenemos que crear productos que sean lo suficientemente generales para ser escalados, pero lo suficientemente flexibles para que se adapten al contexto de cada institución educacional. 

Por otro lado, somos una empresa que se preocupa de sus clientes y entendemos el gran desafío que tienen los profesores al emplear tecnologías en su proceso de enseñanza. Por esta razón, nuestro segundo valor diferenciador es el acompañamiento que ofrecemos a las instituciones educacionales en el proceso de adopción de la tecnología que ofrecemos. Para nosotros, no basta un soporte técnico o un buen servicio de postventa. Creemos que es esencial el apoyo que se puede entregar en capacitaciones y acompañamiento, para que los docentes saquen el máximo provecho de nuestras herramientas y entiendan el gran beneficio que nos puede brindar la tecnología para mejorar la educación que entregamos a los estudiantes”. 

¿Cómo surgió la idea de llevar a cabo un spin-off del Centro Avanzado de Ingeniería Eléctrica y Electrónica AC3E de la USM y cuál es el propósito de ello? 

“La idea surge de la motivación de un investigador del AC3E y de Fabián Rubilar, actual socio de Electroveja Labs, Magíster de la USM y KAM del AC3E. Ellos tenían el interés de formar un emprendimiento con el propósito de desarrollar intervenciones artísticas que conjugaran el arte, la ciencia y la tecnología. Esto a raíz de sus gustos y, en particular, luego del viaje de Fabián a Japón, donde conoció teamLabs y sus impresionantes intervenciones artísticas puramente tecnológicas, las cuales fueron la principal fuente de inspiración para lo que podría ser el emprendimiento que querían formar. 

Con esta idea fue que postularon a unos fondos internos del AC3E, los cuales les permitieron desarrollar las primeras intervenciones artístico-tecnológicas. En ese momento fue que aparecimos Nicolás y yo, entonces estudiantes de Electrónica en la USM. En conjunto pudimos desarrollar una serie de intervenciones artísticas basadas en nuestros conocimientos de electrónica e informática. Este desarrollo permitió que nos adjudicáramos un segundo fondo del AC3E enfocado en la creación de spin-off. Así nace Electroveja Labs, con la misión de aunar arte, ciencia y tecnología al servicio de la sociedad, desarrollando nuevas experiencias multisensoriales. 

Actualmente, en Electroveja Labs hemos optado por enfocarnos en el segmento de la educación, sin dejar de lado, como objetivo a futuro, poder penetrar en otros mercados como el turismo, el entretenimiento, el arte, la cultura, entre otros. De todas maneras, nuestra misión seguirá siendo la misma en cualquiera de los ámbitos que alcancemos”. 

 Si bien nos encontramos en una pandemia a nivel mundial, ¿cómo han estado operando y qué implementaciones han tenido que considerar para continuar operando? 

“El equipo de Electroveja es bastante pequeño. Somos tres personas trabajando a tiempo completo y cubrimos todas las áreas de la empresa. Debido a la pandemia, comenzamos a operar de forma remota, realizando reuniones de trabajo continuamente para planificarnos y revisar el avance de tareas.  

En un comienzo fue bastante difícil. Armamos un servidor de Discord para que fuera más eficiente la conexión y existiera la libertad de trabajar en los distintos canales que ofrece la plataforma, pero las reuniones eran poco productivas y duraban mucho. Ante tal situación, tuvimos que obligarnos a ser más eficientes en las conversaciones, aprovechando de mejor manera los canales de comunicación por texto. Nos dimos cuenta de que un mensaje a través de WhatsApp podía ahorrarnos una reunión de horas. 

Por otro lado, al ser una startup de poco más de un año, era común que todos los miembros del equipo participásemos en todos los temas de la empresa. Cuando se sumaron al equipo algunos practicantes, nos dimos cuenta de lo malo que era esto. Hoy en día, hemos separado claramente los roles de la empresa para evitar el exceso de trabajo y la pérdida de tiempo. En este sentido, la confianza en el equipo es de suma importancia, pues, debido a la pandemia, se han reducido enormemente las instancias de sociabilización. Es vital comunicar el avance de trabajo, porque así el equipo se mantiene coordinado cumpliendo las metas propuestas.  

Actualmente, seguimos aprendiendo e implementando nuevos métodos para continuar operando de la mejor forma. La mayoría de los miembros del equipo somos profesionales recién egresados de la universidad o aún estamos estudiando, por lo que vamos aprendiendo constantemente en todos los sentidos. A pesar de todo, es una bendición que, desde nuestros inicios, el equipo de Electroveja haya tenido una buena relación. El ambiente de trabajo es increíble; en cada error y acierto sabes que tus compañeros estarán para apoyarte”. 

Como sansano emprendedor, ¿qué mecanismos te entregó la USM para emerger una empresa como es Electroveja Labs y qué se necesita para emprender? 

“La USM es reconocida por su formación altamente técnica. En particular, la carrera de Ingeniería Civil Electrónica hace honor a ello, formando a sus profesionales desde la teoría hasta la práctica sin falta alguna. Este perfil de egreso permite que los profesionales de la USM sean capaces de resolver todo tipo de problemas técnicos que se le presenten, desde la planificación hasta la ejecución de la solución. 

En mi opinión, para fundar una startup tecnológica como Electroveja Labs, es necesario tener una gran base técnica como la que brinda la USM. ¡Pero ojo! No es lo único. Son necesarias muchas habilidades más. En mi caso particular, como recién egresado de la carrera de Ingeniería Civil Electrónica, la formación profesional de la USM me ha dado la facultad de pensar en miles de ideas locas para solucionar todo tipo de problemas en la industria y creer que las podremos desarrollar. La formación de la USM te permite ser proactivo ante problemas complejos, buscando siempre soluciones alternativas e investigando todas las opciones que puedan aparecer. 

Sin embargo, no todo es tan hermoso como parece. En la vida se necesita mucho esfuerzo para superar todo tipo de dificultades, y el esfuerzo que se requiere para sobrellevar el proceso de formación de la USM es altísimo. Estoy muy agradecido de todo lo que me ha dado mi universidad, pero también soy consciente de que hay muchas cosas por mejorar para cuidar la salud mental de los egresados. Si bien se logra una formación técnica de gran nivel, es necesario corregir muchas cosas en este proceso si se quiere formar profesionales integrales. 

Para emprender, son necesarias muchas habilidades; tantas, que uno no puede adquirirlas todas, y es necesario un equipo en el cual apoyarse. En general, una empresa tiene muchas áreas de trabajo (comercial, técnica, legal, finanzas, etc.). En un comienzo, uno debe participar en todas las áreas, y muchas veces ni siquiera sabrá qué hacer, porque no ha sido formado profesionalmente para desenvolverse en ellas, pero lo importante es mantener siempre una mentalidad humilde y deseosa de aprender. Lo bueno es que en Chile hay muchas posibilidades para aprender todo tipo de habilidades de emprendimiento de forma gratuita, y más aún en pandemia, donde los webinars son tantos que es imposible asistir a todos. 

Finalmente, lo que realmente es necesario para emprender es la fortaleza mental al enfrentar miles de fracasos. En Electroveja hemos fallado muchas veces, hemos pensado muchos productos que no han resultado, postulado a muchos fondos y convocatorias donde pocas hemos ganado e incluso hemos sido ignorados por clientes. Sin embargo, lo importante es poder seguir adelante, entendiendo que los fracasos son necesarios para lograr el crecimiento de la empresa. Por otro lado, también es necesaria la humildad, para tener claro que nunca sabrás todo, ni podrás hacer todo solo. Equivocarse y pedir ayuda no está mal”. 

 ¿Qué mensaje le enviarías a los sansanos que están recientemente en la primera fase de llevar a cabo un emprendimiento y qué consejos les otorgarías? 

“El mejor consejo que podría transmitir a los sansanos que comienzan con su emprendimiento es que deben equivocarse rápido y barato. Mientras antes cometan errores (que siempre habrá), antes alcanzarán la meta deseada. En lo personal, esto me costó mucho, porque como sansano electrónico nos educan para hacer las cosas de forma perfecta; pero, en el caso del emprendimiento, las cosas cambian. Esta idea cobra sentido con la metodología Lean Startup, donde se motiva a los emprendedores a desarrollar productos que sean probados rápidamente en el mercado, con el objetivo de alcanzar un aprendizaje validado a través de la retroalimentación de los clientes y/o usuarios. No es necesario tener un producto perfecto a la primera, ya que lo importante es priorizar funcionalidades o características que parezcan más importantes, probando directamente con las personas si esas funcionalidades de verdad otorgan valor.  

Por otro lado, también les aconsejaría que no sean solitarios. Es necesario tener apoyo de otros profesionales para desarrollar una buena startup. Emprender no es un camino individual. Que uno pueda desarrollar un producto altamente sofisticado no garantiza la supervivencia de la startup. La tecnología o el producto no son el negocio, y por eso es necesario tener un equipo que abarque todas las áreas de lo que significa desarrollar un emprendimiento. Las redes de contactos, la experiencia de otros emprendedores, el consejo de mentores… todo esto es necesario para poder sobrevivir el valle de la muerte que todo emprendimiento recorre, cuando el dinero no alcanza, no hay fondos, nadie compra tu producto y una serie de otros problemas que siempre se presenta: Sansano, mientras más apoyo recibas y menos autosuficiente seas, mayor será la probabilidad de que tu startup sobreviva. 

Un último mensaje para mis queridos sansanos: Emprender es un camino increíble, pero lleno de dificultades. Lee y aprende mucho; mantente humilde ante los consejos de personas que saben mucho más que tú, porque siempre habrá algo bueno que rescatar. Sé resiliente, porque te caerás varias veces. Emprender no es un simple medio para lograr tus sueños, sino también la manera en que podemos servir a la sociedad, ofreciendo un trabajo digno con un ambiente de respeto, donde se cuide la salud mental de los trabajadores, con sueldos justos para mejorar la calidad de vida de muchas familias y donde puedan crecer como personas en el camino a ser mejores profesionales”.